COMPLEJO FORO 4, BULEVAR. MANUALJ. MAS CLUB 304, 4o. PISO OFICINA 472, JARDINES DEL CAMPESTRE, LEÓN, GTO, 37125

Archivo 13 julio, 2017

Scotiabank otorgaría 25,700 mdp en hipotecas

El director ejecutivo de Crédito Hipotecario de Scotiabank, Enrique Margain, dio a conocer que el banco espera cerrar este año con el otorgamiento de 25,700 millones de pesos en este rubro, cifra que representaría un crecimiento de 5% respecto al año pasado, cuando se ejercieron 24,500 millones de pesos.

Durante la presentación Perspectivas del Crédito Hipotecario, también dijo que su portafolio actual de hipotecas tiene un valor de 98,000 millones de pesos, lo que representa una tasa anual de crecimiento de 17 por ciento.

“Estas cifras son posibles porque, a lo largo de los años, hemos innovado con varios productos muy exitosos, también de nuestras fuertes ventajas competitivas que hemos construido desde el 2000 que regresamos al crédito hipotecario, fuimos el primer banco en hacerlo, también en trabajar con los bróker hipotecarios, ya que nos ayudan a complementar nuestra colocación”, dijo.

Muestra de esto, aseguró, es que tienen presencia en todo el país; en el Ciudad de México uno de cada cuatro créditos que se otorgan los da este banco, mientras que de manera conjunta con el Estado de México, esta cifra es de uno de cada cinco.

En cuanto al destino de sus créditos, 85% está enfocado para la adquisición ya sea solo con el banco o en el modelo de cofinanciamiento, así como en productos de adquisición en etapa de construcción, en donde se financia parte del terreno y de la obra.

“En términos de participación de mercado, podemos ver que desde junio de 2016 a la fecha hemos crecido del 13.1 al 13.7 en el portafolio hipotecario de los bancos que dan este producto. En términos de originación también hemos tenido un buen ritmo y colocación de adquisición más de 18% de participación en el mercado”.

Fuente: CentroUrbano

Plusvalía y Marco Legal del Sector Inmobiliario de México

Manteniendo una actitud propositiva y tomando en cuenta conceptos como el derecho a la ciudad, a la construcción de un verdadero equilibrio entre campo y urbe es que todos los integrantes del sector inmobiliario mexicanos debemos incentivar, en la medida de nuestras posibilidades, la buena vecindad y convivencia urbana, recuperando el concepto de hábitat y dotándolo de nuevos significados que funcionen en nuestra realidad actual.

Es bajo esa lógica que la captación de plusvalía y la perfecta definición de un marco legal del sector se vislumbran como herramientas necesarias para que el buen ritmo del mercado mexicano continúe pese a la incertidumbre que la economía mundial y el inicio de la Era Trump generan.

Pensado como un instrumento para que las inmobiliarias contribuyan al desarrollo de las ciudades de manera ordenada y justa, varios son los países en Europa y América Latina que cuentan con una captación de plusvalías que conducida por buen camino genera un circulo virtuoso que provoca más plusvalía de una manera equitativa pues, con estas aportaciones se pueden implementar rutas de transporte público, construir más infraestructura vial e hídrica además de mejorar los servicios en zonas de la ciudad que carecían de ellos o bien no los tenían optimizados.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) afirma que la plusvalía da independencia a los gobiernos locales pues los recursos recaudados les permiten impulsar un crecimiento ordenado y sostenible sin tener que esperar capital de la federación.

Un ejemplo de éxito en la captación de plusvalías es lo sucedido en Bogotá, Colombia donde las contribuciones por plusvalía han beneficiado de una manera especial los planes de movilidad urbanos, situación que a mediano y largo plazo ha sido más que positiva para sus habitantes.

En la República Mexicana estados como Aguascalientes, Colima, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí y Tamaulipas cuentan con leyes específicas para capturar plusvalía, vaya, incluso la Ciudad de México cuenta con algo parecido bajo la figura de contribuciones por mitigación.

El reciente escándalo y oposición que enfrenta un posible cobro de plusvalía en CDMX se debe en mucho a la poca claridad con que fueron redactados los artículos de la Constitución capitalina y Ley de Vivienda que presentaban al instrumento pues lejos de ser claros y transparentes se prestaban a múltiples interpretaciones, incluyendo a aquellas que la veían como un instrumento que atentaba contra el derecho de los mexicanos a la propiedad privada.

La propuesta iba dirigida especialmente al proceso de desarrollo de vivienda vertical y por tanto, a las desarrolladoras inmobiliarias y buscaba ser la regularización del pago del derecho a construir de cierta manera y gracias al cual se dotaría de infraestructura urbana que pudiera dar soporte a este crecimiento.

Los dimes y diretes que se suscitaron en torno a la plusvalía nos hacen darnos cuenta que hoy más que nunca es importante e impostergable dotar al sector inmobiliario mexicano de un marco legal claro que le permita seguir creciendo al tiempo que lo apoya en su profesionalización y le permite contribuir a la sociedad de una manera más orgánica.

Fuente: CentroUrbano

Propiedades de búsqueda
Radio: 50 km